Cris y Katz

“¿Qué hace una pila de esas en una casa donde hay niños?” Fue la pregunta que nos hicieron los pediatras especialistas cuando en urgencias en Bogotá, recibieron la noticia respecto a la ingesta y expulsión vía materia fecal de una pila plana en nuestra hija de 20 meses el pasado 30 de Noviembre.

image9

Por un milagro de Dios, ella expulsó la pila en su popó, pero no supimos en que momento la llevó a su boca y se la pasó, nos dimos cuenta cuando encontramos la pila en su popó negro como carbón ese viernes…comenzamos a buscar ayuda de su pediatra tan pronto como vimos sangre roja en su popó y no teníamos ni idea lo grave que era haber dejado entrar a casa juguetes peluches como el del ejemplo, que suenan muy tiernos al oprimir la caja de sonido, pero son mortales, pues son peluches que pueden descoserse como en el caso nuestro y la caja de sonido (donde están las baterías) está inmediatamente al acceso de los niños. Teníamos 3 peluches con sonido y todos venían sin tornillo en la tapa de las pilas; no hay seguridad!!

peluches.001

En uno de esos intentos de lavar en lavadora los peluches, como madre dejé esa caja de baterías “por ahi” en nuestra casa, y por ignorancia literalmente, en algunas ocasiones vimos a nuestra hija con esas baterías en la mano y nunca las desechamos sino las dejabamos “por ahi”.

Que no le pase a nadie más por ignorancia!! En nuestra bebé Dios hizo el milagro, pues ella nunca vomitó, no manifestó dolores de nada ni dificultades al respirar, durmió con la pila adentro como si nada y sin nosotros saberlo, no tuvo las consecuencias mortales o desastrozas de las que los gastro pediatras nos hablaron, pero nuestra parte como papás no es darse golpes de pecho, sino informarnos unos a otros para prevenir!: Estas pilas al ser ingeridas se sulfatan y por donde pasan van quemando hasta perforar lo que tocan, al fin y al cabo cumplen su propósito de baterías.

pilas.001

El propósito de este escrito es alertar a los padres para que jamás dejen entrar a sus casas ningún peluche o muñeco con este mortífero adentro, pues decir “a mi no me va a pasar” no evitaría los daños. No nos queda culpa sino ganas de publicarlo, pues el milagro fue completo!

Atentamente,

Cris & Katz

Anuncios