Consejos para prevenir ahogamientos en la piscina

Algunos tips

Los niños deben aprender a flotar antes que a caminar.

Pueden hacer turnos entre los familiares para que otros adultos descansen.

La persona encargada, debe contar cabezas constantemente.

La supervisión debe ser visual (no puede confiarse en el oído porque los ahogamientos son silenciosos).

Los niños que no saben flotar deben entrar al agua únicamente con un adulto que los sujete permanentemente.

No permitas que jueguen a quién aguanta más la respiración debajo del agua.

No permitas que corran alrededor de la piscina o que se lancen a la piscina de nada diferente a un trampolín (mesas, sillas, segundos pisos, techos, etc).

No te confíes de los flotadores, son juguetes que generan una falsa sensación de seguridad. Incluso pueden aumentar el riesgo de ahogamiento.