5 peligros para los niños en el carro

Dentro de los carros podemos encontrar varios elementos que pueden ser un riesgo para la salud e integridad física de los niños.

La recomendación principal es nunca dejar a los menores solos dentro del vehículo ni por unos segundos y retirar o mantener estos peligros fuera de su alcance.

  1. PROYECTILES

Cualquier cosa suelta en un vehículo se considera un proyectil. En caso de un accidente salen disparados y pueden golpear a los pasajeros. Algunos proyectiles más comunes: Sombrillas, teteros, pañaleras, botellas de agua, tabletas, juguetes, morrales, bolsas de mercado, entre otros. Se recomienda guardarlos en el baúl, la guantera o sujetarlos de tal forma que no queden sueltos.

proyectil

  1. KIT DE CARRETERA

El contenido del Kit de carretera contiene algunos productos peligrosos para los niños:

  • Con el gato se pueden machucar.
  • El contenido del extintor a presión puede lastimar la cara y los ojos. Además no se debe inhalar o ingerir.
  • La herramienta no debe estar al alcance de los niños.
  • Las piezas pequeñas como tuercas, tornillos, pueden ser ingeridas accidentalmente por los menores.
  • Las pilas de la linterna son un riesgo porque los niños tienden a llevárselas a la boca, se pueden intoxicar o asfixiar.

WinterRoadWarriorCarEmergencyKit

  1. BOTIQUIN

El contenido de un botiquín siempre es atractivo para los niños. Algunos de los riesgos son:

  • Ingerir los medicamentos puede intoxicar a los menores.
  • Los niños se pueden lastimar con las agujas, e incluso las pueden ingerir.
  • Algunos implementos del botiquín pueden irritar la piel y los ojos de los pequeños.
  • Las tijeras también son un riesgo obvio para un niño.

29949.C

4. ADITIVOS Y LIQUIDOS

Muchas personas llevan en su carro algunos líquidos que podrían ser muy peligrosos en caso de ser ingeridos por los niños:

  • Aceite
  • Líquido de frenos
  • Refrigerante
  • Limpia vidrios
  • Desempañante
  • Silicona

1010636_442435765851801_1550014488_n

  1. AMBIENTADORES

La intoxicación por confusión es una de las más comunes en niños. En este caso, los ambientadores confunden a los menores por su agradable olor y/o por su etiqueta. Si un ambientador huele por ejemplo a frutos rojos o vainilla, los niños creerán que su contenido es comestible ya sea líquido o sólido.

abietadores

Anuncios